miércoles, 29 de mayo de 2013

Sencillo, pero bonito



No hace falta que os cuente que me encanta envolver regalos. En esta ocasión no he tenido mucho tiempo, ni para pensarlo ni para hacerlo, pero para que veais que con poco queda muy mono.

Está muy de moda esto del papel kraft y a mi me regalaron un rollo que creo que voy a tener para toda la vida de este papel. Así que un poco de papel kraft y una cinta que guardé de una etiqueta que venía en un bolso y aquí está! El detalle justo. 

Por detrás utilicé washi tape para cerrar el envoltorio, pero se me olvidó hacerle una foto... tampoco era nada del otro mundo, pero quedó chulo.