lunes, 5 de septiembre de 2011

Vacaciones y punto de cruz










Me he propuesto dar un poco de aire a todos los diseños que tengo por casa de punto de cruz, aunque se que es misión imposible terminar con todo, porque creo que tendría que vivir 1oo vidas, poco a poco voy sacando cositas que tengo por aquí, de esas que vas a la tienda de turno a comprar unas agujas y te encuentras con un bordado precioso que piensas que debes tener y para el cual ya tendrás tiempo... pues bien, de esas compras tengo varias.


Preparando las vacaciones, que este año han tocado un poco tardías, pero siempre bien recibidas, he pensado llevarme algunas de estas compras compulsivas y he estado preparando las telas, los hilos y también unas bolsitas para llevarlo.

El primero es un kit de DMC que se me antojó hace unos años paseando por un Centro Comercial, como estaba cerca mi cumpleaños, no encontré mejor ocasión y excusa para comprarlo.

El segundo es un esquema que compré en Sew and So hace tiempo, un diseño de Bent Creek que me encanta, y para no abandonar la navidad por completo... pues aquí va otro bordado temático.

El tercero es un esquema también de Sew and So que creo que compré también con el anterior y que ya he hecho en otro momento, pero me equivoqué al hacerlo y primero puse el color rojo del calcetín y después el blanco con lo que hilo blanco cogió el color del hilo rojo... y bueno no se nota mucho, pero quería utilizar este bordado para unos detalles esta navidad, así que mejor quedará lo blanco, blanco y lo rojo, rojo.

Las bolsitas las he hecho porque siempre llevo las telas metidas en bolsas de plastico para que no se estropee mientras estoy haciendo el bordado, y la verdad queda un poco cutre, así que una tarde libre y me lié. Tenia las telas por casa, la de mariquitas, que me encanta, la usé para hacerme un bolso Tilda, y la del interior, sobras del cojín térmico que hice, que en realidad era un cojín mucho más grande y que al final se quedó en un amago... creo que de esta tela sólo usé en su momento cuatro cuadraditos de 3 cm cuadrados y el resto ahí quedó. No es que sea una tela que me apasione, pero ha quedado genial para el interior de estos bolsitos, y ya no me queda nada... Me hubiera gustado hacerlas un poco más anchas, pero estaba condicionada por el ancho de la tela interior, sólo tenía 20 cm así que con eso me tuve que conformar.


Ahora habrá que ver cuanto cunde la labor en vacaciones.