domingo, 10 de abril de 2011

Fe de erratas


Una vez lavado y planchado mi bordado de Sarah Kay, publiqué la anterior entrada, una monada, pero días después viendo el blog y comparandolo con la foto que publiqué también del kit me di cuenta que le faltaba un pequeño detalle... No tiene mucha importancia, pero esta tarde he decidido arreglarlo, porque me estaba imaginando que después, cuando ya estuviera en su marco o donde quiera que lo ponga, no voy a poder dejar de mirar esa linea del pantalón que no hice... jajaaja.

No se si lo vereis bien, he señalado en rojo la línea que digo...

Puedes tener un trabajo maravilloso, pero basta que tenga un pequeño fallo para que siempre tus ojos vayan a ese fallo... A vosotras también os pasa?

2 comentarios:

Estrell@59 dijo...

La verdad que es precioso ,se merece estar en algo muy especial, y tienes razón ,basta ser que sepas que hay un fallo para que a tus ojos se desmerezca el trabajo y no cuesta nada arreglarlo
un besito

Estrella

Barbara dijo...

es precioso!!! menos mal q te diste cuenta antes de enmarcarlo porque como bien dices, no dejarías de mirar el fallo jejejejee

besossss