martes, 18 de diciembre de 2012

Me trae por el camino de la amargura



Dejé un poco aparcado el chal que comentaba en una entrada anterior, con el fin de avanzar en otras cosas. Pues bien, cuando lo retomé... me di cuenta que me había equivocado pero bien... El eje central de donde parte la simetría del chal lo había desplazado hacia la derecha... me había adelantado en hacer el cambio de punto, y yo no me dí cuenta hasta que llevaba unas 10 vueltas más! Todo un horror.

Le dije a mi profesora que si afectaba mucho al conjunto y me dijo que no, la verdad que una vez puesto estoy segura de que no se hubiera notado, pero yo no hacía nada más que retrasar el momento de volver a tejerlo, le daba mil vueltas, lo deshago o no lo deshago, esa es la cuestión.

Finalmente lo he deshecho, estaba claro que en caso contrario hubiera empezado a tejerlo antes. El problema viene cuando descubro que no es tan fácil de deshacer, que no se coger las hebras... y será porque no lleva hebras... :-S

Así que me armé de paciencia y lo he deshecho punto a punto!!!

Ahora estoy más contenta, el esfuerzo ha merecido la pena, ya no miro al chal con cara rara.

Los males no acaban ahí, otro problema es que una vez he alcanzado el punto en el que estaba y lo que yo creí que era el tamaño adecuado... le hice una banda de punto musgo antes de cerrarlo, y lo cerré... bien cerrado y cuando me lo pongo no me daba la vuelta al cuello!!! horror era super pequeño! En mis agujas parecía enorme y al ponerlo quedaba ridículo... OTRA VEZ A DESHACER...

Cojo lo que quedaba de mi paciencia y lo deshago, tengo que ponerle un ovillo más de los dos que ya había tejido, vamos que me he quedado sin lana para los flecos. Ese es un problema menor.

La historia es que creo que se me ha atragantado, cada par de vueltas descubro que me he equivocado y tengo que volver a deshacer... Vamos que estoy aprendiendo a deshacer y a encontrar errores.

No hay mal que por bien no venga, no?? Snif!!!

2 comentarios:

ana dijo...

¿Sabes lo que te digo? que has hecho muy bien, es mejor soltar que estar incomoda mientras te dure el chal que además corrí el peligro de quedar abandonado,es mejor soltar mil veces y quedar a gustito.

Un beso muy grande

ane

Los hilitos de Ana dijo...

Gracias Ana, a ver como queda al final, desde luego que con tal de no estar mirando el error, bien vale la pena tirar de la lana...

Un beso. Ana.