viernes, 18 de mayo de 2012

Bufanda azul



Pues si, me ha dado y muy fuerte, llevo muchísimo tiempo... años creo, intentando aprender a hacer punto, pero he comprobado que lo de ser autodidacta no es lo mío. Lo he intentado con  vídeos de youtube, con libros, con mi madre, con amigas... pero nada de nada, el ensayo y error no es lo mío. Así que después de esperar y esperar para encontrar unas clases en algún sitio que me gustara y que el horario no fuera aterrador y adaptado a mis horarios de trabajo, lo he encontrado!!!

Empecé a primeros de mes y llevo un par de clases y estoy bastante más que encantada, estoy entusiasmada... lo único que las fechas y los calores no acompañan... pero bueno la ilusión si, así que me veo en agosto sudando como un pollito.

El primer proyecto que he empezado es una bufanda, consta de cuatro puntos del derecho y cuatro puntos del revés y se cambia cada cuatro vueltas, así va formando cuadrados, supongo que con el tiempo podré explicarlo algo mejor y avanzaré en terminología, que es bastante desconocida para mi.

De momento los ovillos de lana los tenía en casa... y os preguntareis que por qué si no tengo ni idea de tejer tengo cuatro ovillos de lana en casa ocupando medio cajón??? Pues si, yo soy así, era un intento de bufanda que no conseguí ni siquiera empezar, pero los ovillos han cumplido su función, no dejar en el olvido que tenía que aprender a tejer si o si. Así que en ello estoy.

Se trata de cuatro ovillos Katia Perú en color Slate Blue, nº 18 que estoy tejiendo con unas agujas de bambú Clover Takumi del nº 6.

De momento practicando el derecho y el revés, y con eso me conformo. Así que espero poder enseñaros más cositas de punto.

2 comentarios:

ana-ane dijo...

Yo te he entendido perfectamente, parece que queda como un tablero de damas, el color es bonito y por lo que llevas ya hecho seguro que antes de que llegue el invierno la terminas.

El sello de la señorita ¿pastelera? te queda muy mono.

Un besito

ane

Lola Caracola dijo...

Me alegro que te animaras a tejer. A mi me encanta, es muy relajante.
Feliz semana.
Lola.